Seguidores

miércoles, 28 de marzo de 2007

Mentes calenturientas.

Podía remitiros a su blog pero como habéis venido hasta aquí os voy a ofrecer el último de Jesús Tíscar, que tiene mucha gracia el jodío. Luego, si queréis, pincháis a la derecha para ilustraros más.


Qué gracia lo de Córdoba, ¿lo han leído? Dos costaleras de la Virgen de los Dolores han sido expulsadas porque, debajo del paso, “los roces y las posturas indecorosas pueden dar lugar a malentendidos”. Supongo que, con eso de “malentendidos”, el hermano mayor de la cofradía se refiere a que los costaleros que sufran el calvario de ir detrás de estas dos chicas pueden apañar un cebollino como un calabacín, y eso no queda bonito entre tanta pasión de látigos, dolorosas y clavos. Así las cosas, las costaleras han denunciado la injusticia y dicen que la decisión tomada es machista. Angelicas, cucha tú. ¿Dónde creerán que están? Acusar de machista a una cofradía semanasantera es como acusar de explosivo a un petardo. ¡Pues claro! Tanta gomina, tanto traje y tanta capilla no puede traer más que mal rollo, amén de la corrupción del alma. Y un costalero sabe que por muy santo que sea lo que lleva en hombros, una pava pegada al paquete es una pava pegada al paquete y lo demás son chominás, porque el amor a la Virgen te llena el corazón de sangre fervorosa, es cierto, pero siempre queda más para írsete a otros órganos y gritar con mayor desgañite aquello de “¡guapa, guapa, guapa…!”.


Jesús Tíscar Jandra.



5 comentarios:

rafa infantes dijo...

Si es que aquí, en Córdoba, siempre somos noticia por lo mismo, o mejor dicho, por los mismos.

Jabalcuz dijo...

en fin... la intolerancia disfrazada de progresía. Pero qué digo, si son sinónimos..

saludos

PD. Te daría la enhorabuena por el blog, pero sólo eso, te la daría.

El Juan Pérez dijo...

Bueno, por lo menos has tenido el detalle de devolverme la visita, (que yo me he chupado tus dos blogs antes). Te voy a perdonar lo de progre y voy a invitarte a que vengas asiduamente por aquí. Es interesante descubrir otras perspectivas de la realidad. Ahora, eso sí, el café no es bueno para calmar los nervios, pásate a la tila.

Silvio Gnisci Morgach dijo...

Jajajajajaja, qué buena viñeta. Eso es sacarle punta a un lápiz. Enhorabuena por la viñeta, Juan, a mí, me ha gustado mucho.
Menos mal que son trocicos de madera esculpida que si no, te excomulgarían.
A todos los trocicos de madera que van a sacar ahora, a partir del domingo, les ponía yo unos rótulos grandes, muy grandes en los que se pudiese leer: "UT SIC". Y en fosforescente, para que se viesen.

Jesús Tíscar dijo...

Descojonante viñeta, Juan Pérez. ¡Viva esa intolerancia, porque habla de verdad y no pajorros mentales! Lo mismo ahora te boicotean... Ji.