Seguidores

jueves, 4 de marzo de 2010

Asuntos culinarios.


Llul no probaba el pan. Y dice el refrán que a falta de pan buenas son tortas.
Un día se marchó a New York a fotografiar rascacielos y allí conoció a Mario que trabajaba como cocinero en un restaurante de Little Italy. Entre los fogones le hizo unas fotos mientras éste amasaba, cubierto de sudor y harina. Entonces probó la pizza y descubrió lo mucho que le gustaba. Ahora comparten piso en Manhattan y desde la ventana del dormitorio discuten sobre si la Estatua de la Libertad lleva o no tacones.