Seguidores

sábado, 23 de febrero de 2008

Encuentros.


La peli va de un colega que se dedica en plan rolero a hacer un diorama en el salón con mucho barro y escombros, sin preguntar a la parienta que se lo toma a mal y se larga con los niños a casa de su madre. El tío está empeñado en construir en miniatura el parque de Yellowstone, o algo parecido, pero sin el oso Yogui. En lo que más empeño pone es en reproducir una montaña muy rapada. Entonces un día oye una música celestial y sale pitando en busca de ovnis hasta que da con una tía huérfana de hijo, un niño muy mono, que han raptado los marcianos. Los dos van en busca de la montaña porque allí se han visto unas luces. Total que se asoman a lo alto y empiezan a ver marcianos por todas partes. Son unos tipos cabezones muy apañaos que se dedican a dar paseos a la gente por el espacio de forma gratuita. Devuelven al niño y a un porrón de personas y vuelta otra vez al espacio con el ovni. Al final todo el mundo se pone muy contento, no se sabe si porque han regresado del viaje interestelar o porque por fin se marchan los extraterrestres. No queda claro.
Es una producción del Spielberg, luego vendrían otras y el ET. Otro día os hago un resumen de ésta o de la de los dinosaurios.

1 comentario:

juanfran dijo...

Si insultaras un poquillo serías un digno sucesor del Gasset en "Días de cine". Así, como mucho, vas a llegar a "Cine de birria".