Seguidores

lunes, 9 de abril de 2007

Las figuras de Doñana.


Bueno ahí están. Probablemente muchos de vosotros habréis tenido la oportunidad de ver en televisión o en alguna revista las famosas líneas de Nazca en Perú. Se trata de enormes geoglifos trazados sobre la superficie del desierto al sur de Lima sólo reconocibles desde una altura considerable.

Bien, aquí en Andalucía, España, gracias a los programas SigPac o Google Maps, podemos ver los curiosos dibujos que existen sobre la superficie del Coto de Doñana. Dar con ellos es bastante sencillo, basta con localizar Matalascañas sobre el mapa y desplazar el cursor hacia el noreste, o el Palacio de Doñana y moverlo hacia el norte. Son muy numerosos, aquí reproduzco los más nítidos.

¿Qué son esos dibujos? Existen varias propuestas pero como no hay un estudio serio al respecto ninguna es convincente. Los pocos investigadores que han pretendido acercarse al enigma no han contado con colaboración alguna de las autoridades competentes y especialmente muchos impedimentos. Es comprensible puesto que Doñana es en la actualidad un santuario de la naturaleza.

Desde hace mucho tiempo, numerosos historiadores vienen situando la ciudad de Tartessos, incluso la mítica Atlántida, en esta zona. Referencias literarias y restos arqueológicos parecen confirmarlo. Sólo falta que el ministerio tal o la comunidad universitaria cual se moje.

Será necesario que algún erudito del extranjero con un apellido muy extraño acuda a descubrir lo evidente. En este país las cosas son así.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y a mí que me parecen pisadas de flamenco, lo que son las cosas. Voy corriendo a google maps a verlo más de cerca. Un saludo:
Becari@

El Juan Pérez dijo...

A que mola.

jesus tíscar dijo...

Qué cosas, nene. Parecen mazapanes. Eso lo hizo Dios, sin lugar a dudas. O un artesano borrachón de la antigüedad, que viene a ser lo mismo.

Juancarlerías dijo...

Tratándose de España, a mí me parecen meteduras de pata. ¿De quién? cada uno que elija a su político preferido.
Bonitos artículos amigo Juan, es un placer leerte todos los días.

Anónimo dijo...

Supongo que estás de coña y quizá llego tarde para aclararlo pero... Lo que se ven son parcelas de tratamiento del matorral. El matorral se elimina con un tractor con una desbrozadora de cadenas. La idea es que salga pastizal y haya más comida para los conejos; si hay más conejos se supone que debería haber más comida para linces y águilas. Se viene haciendo desde principios de los 90.

El Juan Pérez dijo...

Más vale tarde que nunca amigo anónimo.
Conejeras, eso son. (No por ello vamos a despreciarlas). Aunque, eso sí, hechas con un gran sentido artístico.
El tractorista es un Matisse agrario lo menos.
De todas formas, debajo de todo ese pastizal y tanta mierda de conejo está la Atlántida.
Al tiempo.