Seguidores

martes, 29 de enero de 2013

Tais.



Celebraban los macedonios la victoria sobre los persas.
El vino corría a raudales.
Tais, una bailarina ateniense, arrojó una antorcha contra las columnas de madera del palacio.
Alejandro la imitó.
Durante días el fuego devoró implacable la ciudad de Persépolis.

1 comentario:

Sekhmet dijo...

Un cani y una choni eran :)