Seguidores

domingo, 6 de enero de 2013

A Hobbit





Tuk era aventurero y despreciaba el peligro. Por eso cuando en la lejanía los dragones se divertían arrojando oro sobre sus cabezas, él encendía su pipa y fumaba tranquilo.