Seguidores

sábado, 2 de abril de 2011

Asclepio, hijo de Apolo.


Flegias, el más belicoso de los griegos, se dirigió al Peloponeso acompañado de su hija Corónide. Esta ocultaba a su padre su embarazo, fruto de sus amores con el dios Apolo.Cuando nació el niño la madre lo expuso en el monte Titio o Mirtio.
Dice Pausanias en su Descripción de Grecia que un pastor llamado Arestanas echó en falta a su perro y a una de sus cabras. Fue en su busca y los halló junto a un niño. La cabra le daba su leche y el perro calor. Era tan hermoso el niño que le entraron deseos de llevárselo mas cuando descubrió que de éste surgía un resplandor dedujo que era divino. Al poco se extendió por toda Grecia la noticia de que un niño curaba a los enfermos y resucitaba a los muertos.
El nombre del niño era Asclepios y pronto fue considerado por los helenos dios de la medicina.