Seguidores

miércoles, 25 de julio de 2007

El Demonio de Sócrates.

Todos los filósofos de la antigua Grecia tenían algo de mago, de taumaturgo. Qué idea tan equivocada, falsa, tenemos de ellos. ¿Hombres racionales? Se ríen los dioses.


"Quizá parecerá absurdo que me haya entrometido a dar a cada uno en particular lecciones, y que jamás me haya atrevido a presentarme en vuestras asambleas para dar mis consejos a la patria. Quien me lo ha impedido, atenienses, ha sido este demonio familiar, esta voz divina de que tantas veces os he hablado, y que ha servido a Meleto para formar donosamente un capítulo de acusación. Este demonio se ha pegado a mí desde mi infancia; es una voz que no se hace escuchar sino cuando quiere separarme de lo que he resuelto hacer, porque jamás me excita a emprender nada. Ella es la que se me ha opuesto siempre que he querido mezclarme en los negocios de la república; y ha tenido razón, porque ha largo tiempo, creedme atenienses, que yo no existiría, si me hubiera mezclado en los negocios públicos, y no hubiera podido hacer las cosas que he hecho en beneficio vuestro y el mío."


Platón, Apología de Sócrates.

Trad. P. Azcárate.

7 comentarios:

Álex dijo...

La siguiente dedícasela a Pitágoras, para que se enteren de cómo se las gastaba Mr. El Cuadrado De La Hipotenusa Es Igual A La Suma De Los Cuadrados De Los Catetos.
Ah, los placeres del esoterismo decadente...

Anónimo dijo...

Eso sí, recuerda que a Sócrates propiamente dicho no lo conocemos... y Platón, su supuesto médium, era, desde luego, un santón de cuidado.

Álex dijo...

El anónimo seguía siendo yo, sorry.

Álex dijo...

Y lo de "sorry" no es un apelativo cariñoso, ojo.

El Juan Pérez dijo...

Eso díselo a Nani.

Álex dijo...

¡Machista!

juanfran dijo...

Sois un par de frikis, pero eso si, de lo mejorcico.