Seguidores

martes, 12 de junio de 2007

PIRATES.


Anda todo el mundo, o casi, loco perdido con la película de los piratas tercera parte del Johnny Depp, Orlando Bloom y Keira Knightley, producida por la Disney. No seré yo, amante de los cines de verano con programa doble, el encargado de denostar tal engendro, pues otros ya lo vienen haciendo con inquina desde el estreno a esta parte; son ganas de joder. Pero sí aprovecharé el espacio de este mi habitáculo para mencionar a mi pirata favorita, Janine Lindemulder, que hizo un papelón de miedo en aquella otra Pirates hace unos años. Lo que yo daría porque me raptase una bucanera como esta y no me devolviese tras cobrar el rescate, y me llevase de aventuras en busca de tesoros escondidos de esos que todo buen pirata tiene. Como Janine, uno de los que más riquezas guarda, sin duda.
Es una pena que en mi barrio no se detengan los barcos pirata. Debe de ser porque no hay puerto. O tal vez porque Janine tenga otras cosas más serias que hacer .

2 comentarios:

Arkano dijo...

con cien condones por banda
culo en ponpa
a toda lefa (chiste facil ya lo se)

Ingenuo de mi, bajándome piratas de Roman Polanski y la isla de las cabezas cortadas. Habrá que echarle un vistazo, parche en el ojete y viva el cine de piratas!

El Juan Pérez dijo...

No se os puede llevar a ninguna parte. Siempre pensando en lo mismo. ¿Y el guión?, ¿esa fotografía?, ¿ese vestuario?...