Seguidores

domingo, 20 de mayo de 2007

Incongruencias.


"Vio el César en Roma a unos extranjeros ricos que llevaban en brazos y acariciaban cachorros de perros y crías de monos y, según parece, les preguntó si es que en su país las mujeres no daban a luz niños. Como corresponde a un gobernante, reprendía así severamente a quienes derrochaban en animalitos el natural afecto y cariño presente en nosotros y que se debe a las personas (...)".


Plutarco, Vidas Paralelas, Pericles-Fabio Máximo.


Traducción de Aurelio Pérez.

4 comentarios:

Sir Alsen Bert dijo...

Yo hacía de este post un recorte, en plan tarjeta, y lo dejaba, como quién no quiere la cosa, por ahí.

Tanto negrito y no negrito muerto de hambre y muchos, demasiados quizás, con perritos que parecen ratas limpiándole los hocicos, el ano y la cloaca como si en ello les fuera la vida. Es ridículo, la verdad, es muy ridículo.

Y comida para perros, para gatos, para ratas y para gilipollas.

Perros, los perros para guardar casas de campo, chaletes de Jaén y cortijos de peperos.

Los demás, trocearlos y enviarlos por Seur al África más hambrienta para que por lo menos puedan chupetear los huesos.

Como reza el post, ¡qué incongruencias, joder!

Vale, vale, el mejor amigo del hombre pero vamos a tratarlo como un animal que es y no como un peluche.

Asco, asco y asco...

Sir Alsen Bert dijo...

Por cierto, un aplauso para este post, ¡por Dios y por la Virgen!

Álex dijo...

No hace falta llegar a eso: basta con pasarse por la perrera municipal para contemplar los restos del naufragio. ¿Qué ocurre cuando los peluches crecen más de la cuenta? Pues que se los encuentra uno vagando por la carretera, buscando desesperadamente a un amo hijo de la gran puta que les daba salchichitas en la boca cuando eran pequeños y encontrándose casi siempre un morro de coche que se los lleva al otro barrio.

Sir Alsen Bert dijo...

Sí, Alex, salchichitas en la boca y besos en el hocico.

Por cierto, no ha sido culpa mía, sino de Plutarco. Acabo de subir un texto inspirado en sus letras.