Seguidores

lunes, 5 de noviembre de 2012

Hegesístrato.



Hegesístrato el griego se cortó la pierna para librarse de la argolla que lo aprisionaba. Escapó así de la prisión a la que lo sometían los espartanos y se pasó al bando persa donde andando el tiempo sería considerado gran adivino.