Seguidores

martes, 31 de mayo de 2011

Eleazar el galileo.


Vespasiano y su hijo Tito, a las órdenes de Nerón, buscaban castigar a los judíos. Golpeaba sin descanso el ariete romano los muros de Jotapata. Entonces Eleazar, hijo de Sameas, arrojó una gran piedra desde la muralla sobre el ingenio partiéndolo en dos. La acción provocó el desconcierto entre los latinos. Y antes de que éstos reaccionasen, lanzose el galileo entre ellos e hízose con la cabeza de la viga. De un salto trepó por el muro bajo una lluvia de flechas. Y hasta que no se halló en lo más alto, mostrando su triunfo sobre los romanos, no cayó muerto.