Seguidores

jueves, 20 de mayo de 2010

Glamgirl


April era una chica muy mona que quería ser modelo y por eso viajó hasta París muy peripuesta. Allí se buscó una buhardilla señorial, muy clásica, con vistas al puente del Zar Alejandro III sobre el Sena. Estaba convencida de que los grandes modistos la subirían a la pasarela en esto que la viesen caminar por los Campos Elíseos haciendo meneito. Quiso pintarse los labios y mientras lo hacía se le fue el santo al cielo montado en la Torre Eiffel dirección la Luna. April se quedó muy perpleja, con los morritos muy puestos mirando por la ventana y entonces apareció un monito con un gorro frigio, rojo de revolucionario, que le robó un beso.