Seguidores

domingo, 6 de abril de 2008

No sin mi rifle.


Que a san Pedro no se le ocurra tocarlo siquiera.

2 comentarios:

A. Romero dijo...

Capaz es de romperle la boca con las tablas de la ley.

Pero... ¿y Richard Widmark qué? ¿Quién se atreve a meterse con ese?

El Juan Pérez dijo...

Ese es capaz de tirar a la Virgen por las escaleras que suben al Cielo.