Seguidores

miércoles, 30 de abril de 2008

El Hombre de Yerro.


El Hombre de Yerro se materializó una tarde de puente en plena operación salida. Superviviente del choque de un satélite experimental ruso con el camión cargado de uranio enriquecido que conducía camino de Motril. Su cuerpo sufrió una transformación metabólica de consecuencias inesperadas. Los médicos no se explicaban tal fenómeno, los peritos no salían de su asombro y la prensa sensacionalista lo catapultó a la fama invitándolo a las tertulias televisivas. Jack Matew, el Hombre de Yerro, sin embargo, no tenía corazón y no le importaba. Rompía así el viejo mito del hombre de hojalata preocupado por poseer uno. Él sólo tenía intereses metálicos y un día decidió asaltar el fortín de Fort Knox para hacerse con el oro. Si lo consiguió o no, es parte de otra historia.

3 comentarios:

Manuel Amaro dijo...

Un hombre de yerro sin corazón..., no sé, no sé.
Lo veo yo un poco jodido con eso del corazón, a mí me parece que es como cuando yo digo: "No tengo ni un duro. Ni lo quiero. Así soy más feliz".
Que no se engañe el hombre de yerro.

ElRinconDelTaradete dijo...

Pues la de Iron Man esta muy bien. a mi me ha gustao.Esto... la entrada iba de eso ¿No?

Eva Fernández Berrios dijo...

Debe de ser un Iron Man underground :)
Fíjate, nos ha dicho el profe de historia y cultura: elegid temas culturales para hacer una de las exposiciones orales. Pues yo he llamado a mi tema: "Artes gráficas del siglo XX: pintura, diseño gráfico y cómic". Ejem, ejem :D
Tratará sobre la aportación de EEUU en estos aspectos (Andy Warhol, Superman, Will Eisner, por mencionar algunos).
Desde que estoy en Viñeta 6 me meto en más cosillas del cómic :)