Seguidores

martes, 30 de octubre de 2007

Ulises.


Fue a parar Ulises con su barco y su gente a la isla del cíclope Polifemo. Y como sospechaba la mala fe del gigante le dijo que se llamaba Nadie. Esperó a verlo dormir la mona después de zamparse a media tripulación para clavarle un palo al rojo vivo en su único ojo. Cuando este se levantó pidiendo ayuda a sus hermanos, los cíclopes le preguntaron quien habia sido y Polifemo contestó: Nadie.
No pudieron ayudarle mucho.

1 comentario:

bernardino dijo...

Eeeeste, este fue el que dijo "No me esperes a cenar, que voy a dar una vuelta con la barca"
Estoy enganchao a las viñetas estas.