Seguidores

domingo, 13 de octubre de 2013

Don Álvaro de Luna.



Dicen las crónicas que el condestable don Álvaro de Luna no conquistó Granada porque los moros le regalaron una espuerta llena de higos. Y es que cada uno de ellos escondía una moneda de oro.
Dicen las canciones del vulgo que no fueron higos sino nabos, pues a don Álvaro nunca se le vio comer los primeros. Del oro no hablan.