Seguidores

miércoles, 1 de mayo de 2013

Armenia



Era una muchacha armenia que soñaba con visitar las pirámides de Egipto. La culpa era de Heródoto por escribir de aquello. Un día aparecieron los mongoles y se la llevaron a caballo. En la corte del gran Kan conoció a Marco Polo y después soñó con Venecia.