Seguidores

domingo, 23 de diciembre de 2012

De super.

Ir al super, eso sí que es una aventura. Aparca el coche, busca un euro para el carro, esquiva gente, agarra botes, coge el tique, piérdete por los pasillos, empuja, vigila a la que se cuela, pesca la oferta, pesa la fruta, rechaza, fíjate en aquello que no te hace ninguna falta, repasa la factura, vuelve por lo que olvidaste, carga y métete en el atasco...