Seguidores

sábado, 24 de septiembre de 2011

Eróstrato.





Eróstrato era un pastor que ambicionaba pasar a la posteridad. Para conseguirlo pegó fuego al templo de Artemisa en Éfeso, una de las siete maravillas del mundo. Aunque el rey Artajejes prohibió bajo pena de muerte que se divulgase su nombre, lo cierto es que finamente consiguió salirse con la suya.

4 comentarios:

Bernardino dijo...

Y tú, encima, le dedicas un post.

JJ dijo...

Algunos hacen de sus singularidades la personalidad y como se lo llevan crudo y les va saliendo bien ¿por qué cambiar ? Que hablen o usen una lengua más o menos forzadamente para decirnos que ellos son diferentes, no los hace diferentes, pues como el genoma de los monos y el de los humanos compartimos el 99,99% de rasgos, pero esa diferencia la convierten en secesión o terror y perdonen que cambie de tema y diga lo que interesa ahora y es: Estos días han montado un tinglado para la "paz" en el País Vasco y va algún socialista, pues espero que digan lo que queremos los demócratas españoles, que no somos tantos, y es que lo que interesa es saber quién va a pagar los platos rotos de los 50 años de terrorismo, los estragos, las escoltas las cárceles, las extorsiones, las víctimas, los exiliados. Queremos que esas provincias paguen las copas antes de marchar, porque si no son todos los vascos, sí se han beneficiado todos de las nueces recogidas, incluidos los partidos separatistas legales. Estamos esperando la reparación económica, con el cupo, y que debe terminar antes de que pasen 50 años, después de lo cual podemos hablar entre iguales, aunque algunos sean ex-asesinos.

Bernardino dijo...

La diferencia está sobrevalorada.

El Juan Pérez dijo...

Este... La entrada se refería a Eróstrato.
Respeto la ideología y las iniciativas de comunicación de cada cual pero este no es el sitio de exponerlas. Existen otros foros o muros donde cada uno puede colgar sus opiniones y amenazarse incluso de muerte. Hay gente que monta tinglados para hacerse oír pero también hay otros que abusan de blogs como el mío para gritar más alto todavía. A unos y a otros, tengan o no razón, les pido que se vayan a freír espárragos a otro sitio.
Gracias.